X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

EL PROPÓSITO DE LOS PERUANOS

Quisiera empezar el año con algunos planteamientos generales sobre el futuro de nuestro país. El elemento central para el éxito de los programas de desarrollo de cualquier país es tener un propósito y planes de largo plazo consensuados con metas claras y medibles.

En el caso del Perú, creo que todos queremos un desarrollo sostenible que nos permita eliminar la pobreza, cerrar las brechas sociales y alcanzar un desarrollo territorial integrado, armónico y transversal que brinde prosperidad para todos los peruanos.

Para concretar estos objetivos requerimos recursos cada vez mayores que provengan del crecimiento económico competitivo y sostenible, acompañado de una administración honesta y eficiente de las inversiones públicas destinadas a crear la infraestructura necesaria para brindar servicios básicos de calidad (sobre todo en salud, educación y seguridad), generar empleo formal, promover cadenas productivas sólidas y diversificadas e impulsar el desarrollo tecnológico y la innovación para acelerar la expansión económica y resolver los retos territoriales complejos que enfrentamos.

Estas metas solo podrán ser alcanzadas a través de una profunda reforma del Estado, que elimine la corrupción y las clamorosas deficiencias del gasto y la inversión pública. Sin esta reforma, los recursos que podamos generar como país nunca serán suficientes para impulsar el desarrollo nacional. Este cambio es urgente e impostergable.

Por otro lado, el crecimiento económico depende en un 80% de la inversión privada y esta debe ser promovida de manera decidida con el apoyo efectivo del Estado. Para esto habrá que simplificar la administración pública con el fin de reducir al mínimo necesario los trámites y permisos sin menoscabar el cumplimiento de las normas y obligaciones de las empresas en todos los aspectos sustanciales para el desarrollo sostenible. 

Este proceso debe ser, sin duda, acompañado de un compromiso del sector privado con la responsabilidad social, ambiental, legal y laboral. En esta última, se requieren reformas que generen el crecimiento del empleo formal de alta calidad. Un régimen equilibrado de estabilidad en el trabajo que propicie el aumento de la productividad de la economía nacional será muy necesario para lograr una urgente formalización del empleo y de la economía en su conjunto.

Lamentablemente, la inestabilidad política histórica de nuestro país, propiciada por ideologías y agendas particulares que generan discursos populistas y extremistas de diverso signo, no prioriza el interés nacional y provoca más bien gran incertidumbre y el bloqueo de la inversión y el desarrollo nacional.

Esta no es una experiencia nueva para los peruanos, pero en los últimos cinco años han llevado esta situación negativa a un extremo en el cual hemos tenido cuatro presidentes de la república en 5 años y ahora contamos con un Gobierno sin rumbo, que provoca gran inestabilidad en vez de generar confianza y promover el consenso que necesitamos como nación para lograr el desarrollo y el bienestar para todos los peruanos.

Miguel Cardozo, segundo vicepresidente IIMP


Artículos relacionados

Perú será sede de la reunión anual de catedráticos en ingeniería de minas

Seguir leyendo

En esta edición: Simposium del oro, Quellaveco y Cuajone

Seguir leyendo

La minería como agente protagónico del desarrollo sostenible

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra