X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

GESTIÓN

Por: Walter Casquino, expresidente del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet).                                                                                                                      


La gestión es la actividad que alinea los aportes de todos los actores hacia los fines del proyecto, que se traduce en la realización del objetivo dentro de los parámetros establecidos por las especificaciones técnicas, el presupuesto y el cronograma. Consiste de doce pasos que se muestran en la Figura 1.

Figura 1. Cadena de valor de los proyectos.


Idea

La idea en un proyecto es expresada por cualquier persona innovadora mediante una memoria descriptiva, un dibujo o un esquema.

Puede ser un proceso o una imagen de lo que uno percibe como viable de construir o fabricar.

Tres son los aspectos que se requieren definir en forma progresiva desde la idea hasta la ingeniería de detalle: a) la identificación del problema, b) el resultado que se espera y c) el proceso que permita solucionar el problema.

Viabilidad

La viabilidad consiste en un análisis de la factibilidad técnica, económica, social y ambiental de construir o fabricar la idea.

En la viabilidad se considera tres etapas, cada una crecientemente más precisa: a) el perfil, b) la prefactibilidad y c) la factibilidad. La rigurosidad de cada uno de estos estudios depende de la magnitud del proyecto. Definitivamente, las obras de infraestructura a cargo del sector público y los grandes proyectos privados deberían seguir estos pasos. No hacerlo es abrir las puertas al error involuntario o tendencioso. 

Estos análisis son desarrollados por ingenieros expertos en la idea que se quiere materializar. Los aficionados son bienvenidos, pero suelen desviar el rumbo normal que debe seguir un proyecto para tener mayores probabilidades de éxito. 

El perfil se orienta principalmente a mostrar la utilidad que brindará el desarrollo del proyecto. La prefactibilidad contiene, por lo menos, tres alternativas de cómo alcanzar el objetivo. La factibilidad desarrolla, con mayor detalle, la mejor alternativa. Los proyectos mineros requieren una demostración razonable que se cuenta con las reservas mineras que justifiquen la “vida útil”. Se conoce como “vida útil” al periodo que toma recuperar la inversión y proveer las ganancias esperadas.

Desarrollada la viabilidad del proyecto se decide continuar o no, con la ingeniería. 

La ingeniería

En esta etapa se desarrollan los documentos (especificaciones técnicas, planos, cortes y maquetas) que permiten presupuestar, establecer el cronograma y construir la obra. Una buena ingeniería brinda garantía técnica y otorga la posibilidad de un mínimo de imprevistos o contingencias que generalmente se traducen en adicionales a los contratos de construcción acordados. Se sostiene que el desarrollo de esta capacidad proporciona el capital humano requerido para liberarse de la histórica dependencia tecnológica que divide a las naciones desarrolladas de las subdesarrolladas. 

Presupuesto

Al igual que los grandes proyectos del sector privado que generalmente se esmeran en desarrollar un buen nivel de ingeniería, las obras de infraestructura a cargo del sector público deberían contar con un desarrollo exquisito de ingeniería que asegure un sólido contrato de construcción. Para garantizar el éxito, las obras de infraestructura nacional deberían acompañar este esfuerzo con buenos mecanismos de control de obra. 

Adquisiciones

Una adecuada ingeniería permite hacer un buen programa de abastecimiento —local e importado— de los equipos y materiales requeridos por el proyecto. 

Construcción o fabricación

La estrategia de construcción es muy importante, ya que determinará el grado de involucramiento del dueño del proyecto. Uno de los aspectos que define la soberanía de una nación, es su autonomía o independencia para satisfacer sus necesidades. Los totalmente dependientes, tienen que recurrir a fuentes externas. Los totalmente independientes no requieren ayuda externa. Hasta ahora, las grandes obras en Latinoamérica requieren de un sustantivo aporte de ingeniería foránea, hecho que no permite el despegue del verdadero desarrollo tangible e intangible de la sociedad.

El contrato de construcción “llave en mano” es muy popular entre los políticos de turno que generalmente son inexpertos en las características técnicas de la obra. En su afán de “éxitos tempranos” no reparan el daño que ocasionan a los anhelos nacionales de despegue económico, lo que se halla íntimamente ligado al despegue tecnológico. Esta modalidad de contratación atenta contra los esfuerzos de progreso, ya que impide el desarrollo de la capacidad tecnológica nativa, y fortalece, a su vez, la capacidad tecnológica de las naciones industrializadas. 

Indudablemente que la alternativa es turbadora, pero constituye una de las explicaciones válidas por la que luego de tantos esfuerzos desplegados durante dos siglos, Latinoamérica no solamente no logra reducir la brecha tecnológica que la separa de los países del hemisferio norte, sino que esta (la brecha) se ha ampliado. 

Por ser atentatorios contra el despegue industrial que tanto anhelamos, los contratos “llave en mano” deben abolirse.  Los acuerdos de ingeniería deben ser diferenciados de los contratos de ejecución de obras.  La obra misma debería subdividirse en “paquetes” que permitan la especialización de los ingenieros. Paquetes de movimiento de tierras, cimientos, concreto estructural, estructuras de acero, electricidad y abastecimiento de agua y desagüe, deberían ser comunes.    

Montaje

Desarrollando una buena ingeniería se facilita el montaje de los equipos mecánicos, eléctricos, electrónicos e informáticos del proyecto, y por lo tanto, se acelera su puesta en marcha.

Operación

Esta es la etapa esperada en que el proyecto entrega sus beneficios programados. La gestión operativa demanda el cuidadoso seguimiento del ciclo de producción con el objeto de mantener la capacidad instalada. 

Se requiere coordinar el trabajo de tres equipos: a) el técnico, que requiere una combinación estratégica de las tareas operativas y de mantenimiento; b) el económico, para asegurar la rentabilidad del negocio y, c) el sostenible, que permita colmar las expectativas de la sociedad que rodea al negocio que son básicamente dos: el cuidado ambiental y la integración con las necesidades fundamentales de los grupos que rodean el negocio. Este último requerimiento representa el gran desafío del modelo liberal de mercado acostumbrado históricamente a prácticas coloniales expoliadoras del entorno.

Comercialización

El adecuado desarrollo de esta etapa es crucial para el éxito del emprendimiento, ya que asegura los ingresos, que, a su vez, consolidan el aspecto económico del proyecto. Es muy importante conciliar estratégicamente la calidad del producto y el precio, a la promoción o marketing de acuerdo a las características del segmento de mercado al cual está dirigido el producto, muy especialmente cuando se trata de la exportación del artículo final.  

Cierre

Esta es una nueva etapa de los proyectos que se alinea con las características del desarrollo sostenible que ampara que los remanentes de un negocio son de responsabilidad del dueño, y no como hasta ahora que significaban una carga paisajista de la sociedad, atestiguada por los miles de pasivos ambientales abandonados en muchos países. 

La empresa debe, por lo tanto, esmerarse en abandonar su medio de trabajo en la forma más limpia y segura posible. Esto constituye uno de los retos técnicos más importantes que enfrenta en la actualidad la minería a cielo abierto, que deberá resolverse con mucha creatividad y la debida asistencia técnica de urbanistas y sociólogos. Este desafío técnico es de tal relevancia que la opción social de proscribir este tipo de minería ya es latente.

Control

Es muy posible que el alineamiento de las tareas llevadas a cabo por todos los que participan en el emprendimiento sea el aspecto de mayor influencia en el éxito del proyecto. En las fuerzas armadas este objetivo se logra con una férrea disciplina, porque en la guerra cualquier desviación se paga con la vida. Sin embargo, en la vida civil, es importante lograr el mismo resultado manteniendo la imprescindible libertad de pensamiento y de conciencia de un equipo inducido por convicción a seguir un determinado derrotero. 

Este es el reto de todo gestor que lidera grupos humanos disimiles. Existe cierto parecido con el embridamento de un caballo que obliga al ejemplar —sin llegar a hacerle daño— a mantenerse altivo y listo para la acción.

Desarrollo

Finalmente, se puede lograr el ansiado desarrollo tangible e intangible. Tangible, en la realización de un proyecto que cumple con la idea que tuvo su gestor original. Intangible, al asimilar una metodología de trabajo capaz de comunicar una autonomía liberadora de la ignorancia y la miseria.                                        

Artículos relacionados

Minería de cobre genera más empleos en Perú que en Chile

Seguir leyendo

En esta edición: PERUMIN Inspira, ICMM, SIMSA y Quellaveco

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra