X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

MINERÍA: PARA RECUPERAR LO AVANZADO

Por: Guillermo Vidalón del Pino, comunicador social.


Según el Banco Mundial, antes de la pandemia del COVID-19, en términos sociales, el Perú había reducido la pobreza que alcanzaba al 59 por ciento de su población en 2004 a 20 por ciento en el 2019, un logro que otros países de la región no consiguieron en dicho periodo. La fórmula que hizo posible la mejora de la calidad de vida de una gran parte de peruanos se sustentó en la confianza, es decir, en la credibilidad que los gobiernos de entonces generaron en los agentes económicos nacionales y extranjeros.

El sector económico que se caracteriza por su resiliencia y perseverancia es el sector minero. Fueron precisamente las empresas que lo integran quienes invirtieron, crecieron e incrementaron la demanda de insumos producidos en el país. Además, dado que el sector minero formal cuenta con un recurso humano altamente calificado, competitivo y que dispone de ingresos por encima del promedio, genera un impulso adicional a la economía, porque aumenta la demanda interna.  

Cuando un trabajador se gana su estabilidad laboral en función a su productividad, lo primero que suele hacer es invertir en brindarle una vivienda adecuada a su familia; por consiguiente, el obrero de construcción civil se beneficia indirectamente, al igual que lo hace el pintor, el carpintero que confecciona las puertas, el gasfitero, el electricista, los arquitectos e ingenieros que hicieron el diseño, el sanitario, el estructuralista, etc. 

Algo similar sucede con la industria de confecciones, porque las familias empiezan a adquirir más prendas de vestir, o la industria de los muebles que crece porque equipan su vivienda, o los restaurantes, o el comercio retail. Realmente, se producen importantes encadenamientos y oportunidades a partir del establecimiento de industrias “anclas” como la minería, o la agricultura de exportación, o la pesca, o la tala legal –que implica un aprovechamiento del bosque, pero también, reposición de plantones para asegurar lo que hoy se denomina sostenibilidad–.

Asimismo, el conjunto de la población también se beneficia de manera directa e indirecta de las actividades formales porque todas ellas tributan, cumplen con la legislación laboral y permiten que un trabajador cuente con recursos para destinar a un sistema pensionario que le garantice su bienestar al momento de la jubilación.

La tributación es la herramienta que emplean los estados para disponer de recursos económicos que les permitan sufragar los gastos que implica el sostenimiento de la administración pública, de la seguridad nacional a través de las Fuerzas Armadas; de la seguridad ciudadana, por medio de la Policía Nacional del Perú; de un sistema de administración de justicia –pese a los conocidos retos que debe afrontar–; de escuelas y universidades públicas; de un sistema de salud que ha abierto tímidamente sus puertas a la administración privada que está demostrando que, con el mismo monto asignado por el Estado, se puede proporcionar un mejor servicio al ciudadano; de una institución que se encargue de la ejecución de la infraestructura pública que carece el país, pero con una visión de largo plazo, que trascienda más de un periodo gubernamental. Tengamos presente que la administración del Banco Central de Reserva del Perú es considerada una de las más eficientes del mundo y eso se ha logrado gracias al profesionalismo de sus integrantes, a su visión de futuro y a la convicción que se requiere para sostener reglas claras que fortalezcan la credibilidad.  

No obstante las limitaciones, el Perú sí puede recuperar rápidamente el crecimiento si privilegia la confianza a la confrontación estéril que lo único que consigue es postergar el bienestar que todos desean. Afortunadamente, los sectores económicos perciben que hay un cambio de actitud en el gobierno, que existe disposición para escuchar y tomar decisiones que contribuyan al incremento de la capacidad productiva, apoyando la concreción de cuanto proyecto legal existe en el país, porque el compromiso es con la ciudadanía, con la reducción de la pobreza que en la actualidad sobrecoge a casi un tercio de los peruanos. Hay que superar esta condición y enrumbar al país hacia el desarrollo.

Artículos relacionados

Urge acabar con el Reinfo como instrumento que da legalidad a actividades criminales

Seguir leyendo

El atractivo de la minería como espacio laboral de calidad

Seguir leyendo

Compañías del sector destacan entre las mejores empresas para trabajar en Perú

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra