X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

LA MINERÍA Y SU RELACIÓN CON SU ENTORNO SOCIAL Y POLÍTICO

Por: Augusto Baertl, expresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).


Quisiera comenzar enfatizando que la minería, actividad milenaria, siempre en el país ha compartido armoniosamente su desarrollo con la agricultura y ha sido muy consciente del impacto que generan sus operaciones en las zonas de influencia, así como en el desarrollo del Perú. 

No pretendo hacer un análisis detallado de la importancia que la minería tiene, ya que ello se menciona repetidamente, por lo que me limitaré a destacar algunos aspectos no comúnmente mencionados y que considero relevantes, como: 

· La minería es la única actividad económica de importancia que ha sido capaz de generar desarrollo de manera descentralizada, y a gran escala, por encima de los 3,000 metros sobre el nivel del mar.

· Además, es de destacar que genera la infraestructura que promueve el desarrollo regional, al conectar a los pueblos alejados brindando nuevas oportunidades de desarrollo.

· El potencial de recursos minerales con los que cuenta el país es muy valorado a nivel global, el cual, gracias a la legislación de promoción a la inversión privada en minería, que se implementara en 1992, posibilitó el reconocimiento de muchos nuevos proyectos, algunos ya con estudios de ingeniería listos para ser desarrollados. 

· Hoy, el país cuenta con proyectos que demandarán más de US$ 53,000 millones de inversión, capaces de duplicar la producción actual y generar cerca de 2 millones de empleos adicionales. Todos ellos no se han desarrollado a la fecha por supuestos conflictos socioambientales, que se podrían destrabar rápidamente a través del diálogo y de un trabajo coordinado entre el Estado, el sector privado y la población. 

· Recientemente, la actuación del nuevo gobierno está paralizando la prospección y exploración, y ya no solo está deteniendo el desarrollo de nuevos proyectos, sino también afectando la continuidad de los existentes.

Si graficamos el impacto del sector en números, la minería representa el 10% del PBI y el 60% de las exportaciones a nivel nacional.

Además, es la actividad económica con la más alta presión tributaria. En el Perú soporta una mayor presión impositiva que en los demás países mineros como Chile, Australia y Canadá. El 47% de sus utilidades se destinan al pago de diversas contribuciones al tesoro público. 

Mientras en el 2020 el sector minero aportó S/ 4,073 millones en impuestos, en el 2021 se espera llegar a los S/ 14,000 millones por ese concepto, lo cual es una cifra récord. El resultado se debe principalmente al efecto combinado de los mayores precios de los metales y la aplicación de las tasas de impuestos crecientes, en función de las mayores cotizaciones en el mercado internacional.

La minería es una actividad económica capaz de generar empleo a gran escala, de manera sostenida y descentralizada. 

Tiene un efecto multiplicador: 1 empleo directo genera 6.25 empleos en el resto de la economía. 

Algunos empleos transversales indirectos generados por la minería pertenecen a los sectores de: transporte terrestre, mantenimiento y reparación de vehículos, servicios profesionales, científicos y técnicos, fabricación de productos metálicos, entre otros. 

¿Cómo traducir ese impacto económico en bienestar social?

En mi experiencia profesional he podido identificar 4 pilares que resultan trascendentales para lograrlo.

Liderazgo del Estado y la empresa

Lo primero que quiero resaltar es la importancia de trabajar enfocados bajo un liderazgo claro y diferenciado de la empresa privada y del Estado.

La ausencia total del Estado en lugares donde la minería opera ha hecho que la empresa lo “reemplace” en algunos de sus deberes y se confundan los roles. Esto a mi entender, ha generado un gran problema. Por ello el primer paso, debe ser definir y diferenciar claramente el rol de la empresa privada y del Estado.

Los emprendimientos mineros se dan en lugares apartados, generalmente de mayor pobreza, como consecuencia de haber sido postergados u olvidados por el Estado, y es así como la empresa, ante la ausencia de este, ha venido asumiendo la responsabilidad de satisfacer necesidades de la población.

Es hora que veamos con claridad que, en la gran mayoría de los casos, el conflicto con las comunidades, es con el Estado, por la falta de los servicios de salud, educación y vivienda que este debería haberles proveído.

Por ello, resulta trascendental que el Estado asuma su responsabilidad ante los reclamos, muchas veces justificados, de las regiones mineras, implementando planes de desarrollo regional previamente consensuados.

Al mismo tiempo el Estado debe: 

· Optimizar la gestión pública a través de mecanismos tales como obras por impuestos, facilitando la participación de la empresa privada en su gestión.

· Rescatar la legislación de promoción a la inversión privada en minería, asegurando estabilidad jurídica.

Por su parte la empresa privada debe:

· Liderar a través del ejemplo, guiado por los valores de verdad, transparencia e integridad. 

· Aportar a través de su capacidad de gestión. Soy un convencido que la minería tiene que compartir su capacidad de gestión con su entorno y con el país, para así acelerar un eficiente y eficaz proceso de desarrollo, que asegure a todos los peruanos las mismas oportunidades.

· Ser un activo comunicador. Las mineras tienen un gran deber que ha estado ausente en muchos casos, que es el de comunicar los beneficios de la minería y el impacto real que genera el sector en el desarrollo del país. 

Visión de largo plazo

El segundo pilar que quisiera resaltar es que el sector minero debe de ser guiado por una visión a largo plazo identificando claramente las estrategias y objetivos alineados a esa visión, con el fin de trabajar todos coordinados y remando hacia una misma ruta.  

Un ejemplo de lo que se puede lograr con una visión estratégica clara se dio en los años noventa con el Código de Minería, que promovió: 

· La protección de la pequeña y mediana minería y la promoción de la gran minería.

· La obligación por parte de la concesión minera de invertir en su producción, lo que promovía el empleo y activaba otros sectores económicos

Del año 2000 hasta el 2020 la producción minera se ha multiplicado, invirtiendo más de US$ 60 mil millones, habiéndose reconocido a la minería como la locomotora del crecimiento económico, así como de la reducción de la pobreza.

Lamentablemente los recursos económicos no han sido bien invertidos por los gobiernos regionales y locales, sumados a la corrupción y la impunidad, lo que ha hecho finalmente que solo un 10% de la inversión ejecutada haya ido a los servicios básicos.

¿Qué tenemos por delante? 53,168 millones de dólares en proyectos por ejecutar esperando y que requieren con de una visión estratégica bien definida, acompañada de reglas de juego claras.

Compromiso genuino con el entorno

Quisiera destacar mi experiencia personal en Milpo donde una gestión bajo este principio permitió alcanzar resultados muy positivos. Logramos establecer una alianza con nuestros colaboradores, sus familias, y la comunidad del entorno, gracias a un claro compromiso con la gestión social, donde promovimos la economía local y el sostenimiento de las familias a través de diversos programas, siendo sin querer los pioneros de la gestión sostenible en el país.

Este compromiso se tangibilizó en una sólida relación donde primaba la confianza y el respeto. Esto se tradujo en que, por ejemplo, fue la misma comunidad la que no permitió que los terroristas en los años 80, afectarán a nuestro personal, así como a nuestras operaciones.

Promoción de alianzas estratégicas

Finalmente, el cuarto pilar es el de la promoción de alianzas estratégicas. Quisiera mencionar como ejemplo el caso de Antamina donde bajo mi dirección y acompañados de un equipo extraordinario de profesionales, nos impusimos la tarea de lograr llegar a la población, en base a la credibilidad de nuestra gestión, para lo cual invitamos a sus líderes a ser parte de un plan de desarrollo regional de toda el área de influencia, desde Huarmey, Barranca y Pativilca, en la Costa, pasando por todo el valle de Fortaleza, por Chiquian, Aquia, Huallanca, hasta llegar al Callejón Conchucos donde se encuentran Chavín de Huántar, San Marcos y Huari. En total una franja que cubría más de 330 kilómetros. 

Es así, que implementamos una serie de reuniones de trabajo de las que salieron las líneas maestras de un plan de desarrollo regional, se identificaron proyectos líderes, planes de acción, y poco a poco, fuimos todos juntos, instituyendo una alianza estratégica donde primó la búsqueda de la verdad, la transparencia y la integridad, todo lo cual se materializó en el Corredor Oro de los Andes, como plan maestro del desarrollo regional. 

Antamina en sus inicios fue inclusive un proyecto más complejo que Conga o Tía María. Sin embargo, supimos ver en el potencial conflicto una oportunidad para dialogar y lograr consensos. Conseguimos operar con el apoyo del entorno social sin interrupciones. Gracias a ello, la construcción terminó cuatro meses antes de lo programado y con una inversión por debajo del presupuesto acordado.

ODS y minería

Finalmente, quisiera proponer que como sector y en coordinación con el Estado nos alineemos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y establezcamos los indicadores meta que nos harán en el tiempo avanzar hacia un país más equitativo.

Esta frase de “no dejar a nadie atrás” fue parte de una campaña de las Naciones Unidas que buscaba concientizar a la sociedad a través de la responsabilidad compartida que implica la implementación y cumplimiento de los ODS. Y creo que representa la verdadera esencia del sector minero, pero que debe de trabajarse coordinadamente con el Estado y la población. 

Para concluir, quisiera enfatizar que como sector debemos:

1.  Trabajar bajo un liderazgo claro, definiendo roles diferenciados entre la empresa privada y sus grupos de interés.

2.  Alinearnos a una visión estratégica que como país debemos establecer claramente. 

3.  Firmar un compromiso genuino con el entorno. Promovamos el desarrollo de nuestras zonas de influencia aportando nuestra capacidad de gestión. 

4.  Es claro que somos un solo país, debemos trabajar unidos para enfrentar con éxito nuestros retos y desafíos, pero con sentido de comunidad, promoviendo el diálogo en búsqueda de establecer alianzas estratégicas que maximicen nuestro impacto en las zonas de influencia.

5.  Y lo más importante, firmemos un compromiso para aportar a las ODS de “no dejar a nadie atrás”. Juntos: empresa, comunidades, Estado y sociedad civil podremos maximizar el desarrollo de nuestro país. Solo necesitamos trabajar unidos. 

Recuerdo que mi padre Ernesto Baertl Schutz, quien laboró en Pasco por 21 años, y en su paso por Milpo, supo conectarse tanto con la tierra donde trabajaba, que terminó siendo alcalde de Cerro de Pasco. Este ejemplo simboliza para mi el genuino compromiso con su entorno y de como podemos aportar al desarrollo de nuestro país a través de estos 4 pilares. 

No quiero concluir sin destacar que la actividad minera trasciende. El profesional minero que se conecta con su entorno, que comparte sus conocimientos, sus valores, su capacidad de gestión, contribuye con el desarrollo de las comunidades donde opera y con el país en su conjunto.  

Artículos relacionados

Perú será sede de la reunión anual de catedráticos en ingeniería de minas

Seguir leyendo

En esta edición: Simposium del oro, Quellaveco y Cuajone

Seguir leyendo

La minería como agente protagónico del desarrollo sostenible

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra