X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

LA GESTIÓN SOCIAL DE LA EMPRESA MINERA: DE UNA ESTRATEGIA PATERNALISTA A UN ENFOQUE MULTIACTOR

Por: Cesar Sáenz Acosta, profesor e investigador de la Universidad ESAN.


Resumen

La conflictividad social generada alrededor de los proyectos y operaciones mineras causa pérdidas para las empresas y toda la sociedad. Se estima que un proyecto minero de clase mundial con un gasto de capital de entre US$ 3 mil y US$ 5 mil millones puede perder hasta US$ 20 millones por semana de producción como resultado de un conflicto social con su comunidad (Frank y David, 2014). 

Las causas de los conflictos sociales son diversas y, por ello, se hace necesario que las compañías deban tener una adecuada gestión de prevención y buen relacionamiento con su entorno. 

El presente trabajo tiene como objetivos presentar una herramienta para el diagnóstico de la gestión social y prevención de la conflictividad social de las empresas, que les permitan gestionar adecuadamente su relacionamiento con las comunidades. 

La herramienta considera aspectos internos y externos del desempeño social de una compañía, y permite conocer las debilidades y fortalezas de estos para así poder crear estrategias que posibiliten mejorar el relacionamiento con las comunidades. 

Este estudio es el producto de una investigación sobre las causas de los conflictos sociales en el sector minero en Perú, así como de las medidas de prevención y lecciones aprendidas durante dos décadas en el análisis de la conflictividad social en torno a la industria minera.

Esta herramienta está diseñada para el uso práctico de las empresas con el fin de mejorar la gestión social e incluye todas las áreas de la compañía, desde las posiciones más altas de la organización hasta el personal operativo y de relaciones comunitarias. 

El presente trabajo ha sido publicado en una importante revista internacional que trata temas de Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Ambiental y ha recibido el premio como mejor trabajo de investigación de la revista Poder Think Tank 2019 en la categoría Desarrollo Rural.

Gestión social

Uno de los pilares de los proyectos y operaciones mineras es la gestión social, es decir, con un adecuado desempeño social, las compañías pueden lograr los resultados esperados tanto por los accionistas como por los diversos grupos de interés, por el contrario, sin una adecuada gestión social, las operaciones mineras tienen un gran riesgo de paralizaciones temporales y en el caso de proyectos mineros la cancelación o postergación indefina.

La importancia de la gestión social ha ido aumentando en estos últimos años, muestra de ello son los diversos proyectos sociales realizado por las empresas, sin embargo, aún persiste la idea que aún estamos en una etapa temprana de la gestión social, y que con el soporte de la minería se puede generar mucho más desarrollo en las comunidades, pasando de estrategia paternalista y de dependencia de la minería a una estrategias multiactor, donde el Estado asume su rol en el desarrollo de las comunidades y sus territorios. 

Para realizar esta transición de una estrategia paternalista hacia una estrategia multiactor, es necesario realizar un diagnóstico para conocer las fortalezas y debilidades de la gestión social, para luego aplican las mejoras que corresponden. Este diagnóstico debe ser integral, es decir, considerar tanto los factores internos como externos. 

Factores internos

Respecto a los factores internos podemos decir que todo empieza sobre el pensamiento de la empresa sobre cómo debe ser la relación con las comunidades, es decir, si la compañía considera igual de importante la gestión social como la gestión del proyecto. 

Otro aspecto interno es la definición del área de influencia de la empresa, como recordarán los casos Conga (Cajamarca) y Santa Ana (Puno) que fueron cancelados, nos enseñaron que ya no es suficiente actuar solo en el área de influencia y que es necesario prestar atención a las comunidades más allá de esta. 

Igualmente, tenemos a la toma de decisiones sobre las inversiones sociales, y el grado de participación de las comunidades en este proceso (Ownership). A ello se suma, el grado de asociación (Patnership) que tiene la compañía con otros actores sociales para financiar las obras públicas, mientras más fondos públicos puedan ser invertidos en las comunidades mayor sostenibilidad se tendrán de dichas inversiones. La presencia del Estado es crucial en el desarrollo de las comunidades y la empresa puede participar con el uso de mecanismos legales como obras por impuestos para atraer al Estado a estos territorios. 

En forma adicional, se tiene los factores internos como la influencia del personal de relaciones comunitarias, la estructura de la gestión social, la actitud del personal de la empresa, el papel de los procesos formales, el rol del área legal, el tema de los empleados y las licencias sociales para operar. Estos factores y sus detalles pueden ser vistos en la Tabla 1[1].

Factores externos

Al igual que los factores internos de la gestión social, existen los externos que se deben considerar para conocer la situación actual y realizar las mejoras para lograr el desarrollo territorial de las comunidades. El primer factor es la gestión social que involucra las inversiones sociales para el desarrollo de las comunidades, luego viene el aspecto medio ambiental donde la empresa genera estrategias para mitigar los impactos y en lo posible generar servicios ambientales para el beneficio de las comunidades. 

Luego tenemos el tema agua que representa una de las principales causas de los conflictos sociales en nuestro país, por lo que las empresas están generando estrategias de valor compartido para asegurar el abastecimiento para la agricultura y la población. 

El siguiente factor es la tierra, que permite el inicio de los proyectos y donde la compañía debe preocuparse de respetar los derechos de las comunidades para llegar a un acuerdo justo con aviso previo. 

Por último, tenemos el aspecto relacionado con el empleo donde la empresa puede generar no solo puestos directos sino también indirectos y, a su vez, contribuir a la generación de trabajo en sectores no relacionados a la minería de acuerdo a las potencialidades de cada territorio. La Tabla 2, muestra los factores externos a considerar en la gestión social[1].

Las tablas presentadas contienen los temas a tratar en el ámbito de la gestión social y que las empresas mineras pueden interiorizar para conocer la situación de su desempeño y, de esa manera, generar estrategias para mejorar los resultados en beneficio de todos los actores de la sociedad.

La idea no es pasar de una estrategia paternalista a una multiactor de manera inmediata, sino que ambas pueden coexistir, permitiendo a la segunda tomar el protagonismo del desarrollo del territorio.

Existe mucho trabajo por hacer y alguien tiene que hacerlo, alguien tiene que tomar la batuta y motivar a todos los actores sociales que participen en el desarrollo con actos concretos.

Referencias 

[1] Saenz, C., 2019a. A social conflict diagnostic tool for application in the mining industry. Corporate Social Responsibility and Environmental Management. 26 (3), 690-700. 

Artículos relacionados

En esta edición: Exitoso PERUMIN 35 Convención Minera

Seguir leyendo

Líderes del sector suscriben acuerdo “PERUMIN a las nuevas generaciones”

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra