X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

EL DISCURSO DE CASTILLO Y LA MINERÍA

Por: Rómulo Mucho, exviceministro de Minas del Ministerio de Energía y Minas.


El discurso del presidente Pedro Castillo por 28 de julio ante el Congreso de la República fue largo, vacío e intrascendente para quienes tratamos de informarnos por distintas instituciones como el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) y otros medios sobre la marcha de la economía del país que se agrava cada día que pasa. 

El presidente ha enunciado cifras que no coinciden con la realidad. Ha mencionado resultados de un país que no existe. Sus falsos logros no hacen más que conformar un discurso demagógico. Indica que la economía ha crecido, que se ha reducido la pobreza y luego se contradice al decir que seguirá otorgando bonos y subsidios ¿Qué sentido tiene dar bonos si nuestra economía está bien? 

Hizo un llamado a las inversiones sin mencionar nada sobre la norma modificatoria de la negociación colectiva y la tercerización laboral, que deberían ser derogadas en el acto por el Congreso. Afirmó que las inversiones privadas alcanzarían US$ 44 mil millones y no reconoció que el MEF y el BCRP mantienen proyecciones de 0% de inversión privada para este año.

Respecto a la minería el Ministerio de Energía y Minas (Minem) había anunciado que la inversión minera llegó a US$ 1,887 millones en los primeros cinco meses, pero no señaló que el BCRP estima que el crecimiento de la inversión minera caerá un 4.9%. 

Nunca fue capaz de hacer una autocrítica creíble sobre el manejo deficiente de las finanzas públicas, de la corrupción enquistada en su entorno, de la gestión inadecuada de la conflictividad social, sobre el manejo de su administración con nombramientos con funcionarios sin meritocracia y que, muy por el contrario, algunos de ellos son hasta prontuariados.  

Abordando un poco más sobre la minería, en su discurso Castillo manifestó que “en nuestro gobierno respetamos los contratos vigentes y apoyamos el desarrollo de la actividad minera con integración multiactor” señaló también que “de acuerdo a datos del BCRP el PBI minero es el 10% del PBI nacional y que teniendo en cuenta los efectos indirectos llega a ser hasta un 15%”. 

Se refirió también a lo recaudado por concepto de canon minero indicando que “el 2022 se registró un récord histórico de más de 7,844 millones de soles, cantidad que equivale al 166% de lo recaudado el 2021” y así continuó su discurso brindando cifras positivas sobre la minería, pero sin mencionar que siempre este motor de la economía fue blanco de sus ataques. 

Por ejemplo, el actual premier Aníbal Torres quien menciona que “la minería genera la mayor cantidad de recursos, pero no ha beneficiado a los más pobres”. El premier debe saber bien que la minería genera recursos importantes pero que estos son administrados por el Estado para que llegue a los más pobres. Si la minería no beneficia a los más pobres es por la ineficiencia y corrupción que históricamente viene caracterizando el actuar del Estado peruano.

Actualmente la minería presenta un elevado grado de conflictividad social porque en las poblaciones se ha generalizado la idea de que la responsabilidad de generar bienestar en las áreas cercanas a las operaciones mineras es la empresa minera, cuando esto es una responsabilidad del Estado. 

Una de las leyes que ayudará mucho a disminuir la conflictividad social será la modificación de la ley del canon minero. Si bien es cierto, proporciona una gran cantidad de dinero a las regiones con actividad minera, no se viene cumpliendo con el espíritu de la ley. El fracaso rotundo de la descentralización, la corrupción e ineficiencia de los gobiernos regionales y locales ha hecho que las poblaciones de las áreas cercanas a las operaciones mineras continúen sin agua potable, con analfabetismo, con desnutrición crónica infantil, con anemia, con escuelas en mal estado, sin servicios de salud, sin señal de internet y desempeñando una actividad agropecuaria de subsistencia. 

Apoyar a la minería es apoyar el crecimiento económico del Perú. Las buenas leyes de los gobernantes, apoyados por buenos gestores y la actitud sensata de la población, harán posible que el crecimiento económico (que es el medio) se convierta en desarrollo humano (que es el fin). El Perú necesita un estadista y gestor de desarrollo con un buen equipo para transformar el país en uno pujante y que brinde mejor calidad de vida a todos sus ciudadanos.  

Artículos relacionados

En esta edición: ESG, Southern Perú, Minsur, Newmont y Hudbay

Seguir leyendo

Población reconoce a más de 150 empresas mineras en el país

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra