X
Logo Minería
login

Inicie sesión aquí

CELSO SOTOMARINO: DEFENSOR Y PROMOTOR DE LA INVERSIÓN MINERA Y LA JUSTA DISTRIBUCIÓN DE LOS INGRESOS DEL ESTADO

Por: Rómulo Mucho, director y expresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.


Palabras ofrecidas con ocasión del almuerzo homenaje por los 97 años de don Celso Sotomarino.

Entre los ingenieros de minas que a lo largo de la historia han incursionado con éxito en la política nacional, uno de los más reconocidos por su proactiva defensa de la inversión minera y lograr que los recursos que esta genera para el Estado sirvan efectivamente para la lucha contra la pobreza de manera descentralizada, ese es don Celso Sotomarino, quién paso de las minas al Congreso de la República, dejando una impronta imborrable a favor del desarrollo del sector en el país.

Nació el 15 de febrero de 1926 en Dos de Mayo, pueblo ubicado en la provincia de Ucayali, región Loreto, donde hizo sus primeros estudios en la escuela fiscal de esa localidad de la selva peruana y posteriormente en el colegio Antonio Raimondi de la capital departamental.

En 1948, se graduó como ingeniero de minas en la antigua Escuela Nacional de Ingeniería y años después como economista en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. De otro lado, siguió cursos de posgrado de Equipamiento minero en Estados Unidos de América, Francia y Alemania. 

Inició sus labores profesionales con mucho éxito, siendo jefe general en la mina Huarón. Luego se desempeñó como gerente de Ventas de Joy Manufacturing Co. Gracias a esa experiencia recorrió casi todo el Perú y conoció los más de 1,800 distritos de nuestro país y muchas personas, algunas de las cuales conserva hasta hoy como entrañables amigos.

Años después, fue director gerente general de la Compañía Minera San Ignacio de Morococha, Unidad de San Vicente y en la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, ocupó el cargo de jefe de Estudios Económicos, desde el cual junto como Roger Arévalo y Jesús Canessa, presentaron el primer reporte integrado de las inversiones, producción y exportaciones de las empresas mineras.

En el Congreso

Desde 1978 y por un periodo de 16 años, don Celso Sotomarino se entregó de lleno a la actividad política. El Dr. Luis Bedoya Reyes, su profesor en el Raimondi, fue quien lo invitó a militar en el Partido Popular Cristiano (PPC) y fue elegido para integrar la Asamblea Constituyente de 1979.

Con especial afecto recuerda a uno de sus inolvidables amigos y a quien le adjudica haberlo impulsado en la arena política. Fue Fernando Noriega Calmet, político innato, exministro de Fomento y Obras Públicas del gobierno de Odría.

Su importante trayectoria como parlamentario, se evidenció en sus aportes para salvaguardar los intereses de capitales nacionales y extranjeros para las inversiones mineras, los que no podían ser vulnerados como siempre ocurrió, sino respaldados por el Poder Ejecutivo a través de contratos ley.

Eso generó una ola de inversiones, aunque como reconoce la idea no fue suya sino básicamente de Hans Flury, y quedó estipulada en los artículos 61 y 125 de las Constituciones de 1979 y 1993, lo que constituye su aporte más importante como parlamentario para la minería.

De una amplitud política casi inusual, sin prejuicios partidarios, conformó la comisión de Minería con Hugo Blanco, en los últimos años de la década del 70, tiempo en el que el 30% de los congresistas eran de extrema izquierda, Experiencia similar la vivió con Genaro Ledesma, con quien elaboró la Ley del Canon, estableciendo en sus inicios que sería el 25% del Impuesto a la Renta, no siendo un desembolso nuevo para las empresas mineras.

Con genuina admiración y aprecio, exalta el nivel político de Haya de la Torre con quien forjó una especial amistad. “Tengo de él un recuerdo muy respetuoso. Me pareció un personaje realmente superior. Desde afuera del Apra era un enemigo político, pero un hincha personal de las ideas de Haya de la Torre quien acogió muy bien las propuestas promineras”, afirma.

Acostumbrado a lidiar con egregios representantes de la política nacional, de los cuales se expresa con fluida naturalidad, no solo por su experiencia política sino porque más lo conmueve la gente de pocas palabras y tiernos afectos, se emociona cuando nos cuenta que cierta vez, se estremeció hasta la médula cuando un niño, en las frías alturas de Puno lo reconoció con entusiasmo, diciéndole a sus pequeños amigos: “Hey miren ahí está Celso Sotomarino”.

También ha ocupado otros importantes cargos, tales como director del Banco Minero del Perú, presidente del Directorio de Minera Diluvio, director de Minera Santa Isabel, presidente del Capítulo de Ingeniería de Minas del CD Lima - CIP, vicedecano del Colegio de Ingenieros del Perú en dos oportunidades y presidente del Instituto Científico Tecnológico y Minero.

Siempre apostando por el potencial minero de nuestro país y con la confianza que gracias a este, el Perú puede forjarse un futuro promisorio, fue presidente de la XX Convención Minera que organizó el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú, en tiempos del primer gobierno de Fujimori, de quién considera hizo una brillante gestión en ese periodo, gracias al impulso que se le dio a las inversiones mineras, entre otros aspectos.

Igualmente, se desempeñó como gerente general de la Compañía Minera Sulliden Shahuindo y de la canadiense Trinity, demostrando que su pasión por la minería sigue viva e inagotable y que seguirá aportando al país. 

Desde la tribuna de la honorabilidad, inteligencia y apuesta decidida por la actividad minera como motor de la economía del país, a través del Instituto en Ciencias de la Tierra que actualmente dirige, sigue promoviendo nuestra minería, informando, educando, y defendiendo la industria minera nacional a través de la radio, televisión y en las tecnologías digitales como las redes sociales.

Artículos relacionados

En esta edición: Cantera de Talentos, ranking Fraser y Simposio de la SNMPE

Seguir leyendo
X

Ingrese sus datos aquí

X

Recuperar Contraseña

X

Recuperar Contraseña

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ha ocurrido un error al iniciar sesión

Si tiene problemas para recuperar su contraseña contáctese con el Área de Servicio al Asociado al teléfono 313-4160 anexo 218 o al correo asociados@iimp.org.pe

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra

X

Ingrese sus datos y nos pondremos en
contacto para poder completar su compra